En dos siglos de historia, sólo siete Chefs de Caves han sido encargados de preservar los secretos de la casa Perrier Jouët.

Esta marca fue fundada en Epernay, Francia, en 1811 por Pierre Nicolas Marie Perrier y su esposa Adèle Joüet. En 1861, bajo el mando de Charles Perrier, se convierte en el proveedor oficial de la Corte de Inglaterra y la reina Victoria. Poco tiempo después, se posiciona como proveedor del Segundo Imperio Francés.

Esta casa es conocida especialmente por su champán Brut Belle Epoque. De color dorado pálido, destellos verdes y una mousse claramente destacada. Contiene aromas de fruta blanca (melocotón blanco, limón, pomelo y pera) y matices de piña. En boca, el ataque es enérgico, sedoso, armonioso y equilibrado, obsequiando un final prolongado y fino.

Si quieres visitar sus viñedos, bodegas o su impresionante jardín, puedes hacerlo a través de su página web. Verdaderamente merece la pena.

http://www.perrier-jouet.com/es-es/la-maison-perrier-jouet/visita-virtual