Los productos derivados del cerdo ibérico son piezas fundamentales de la gastronomía tradicional española. Las partes más codiciadas son el jamón y la paleta, pero ¿cómo las diferenciamos?

El jamón corresponde a las patas traseras del cerdo. Estas piezas presentan una forma alargada y son más grandes y pesadas que la paleta, siendo 7,5 Kg su peso medio.

La paleta, por otra parte, se obtiene de las patas delanteras del cerdo. Su peso medio son 5 Kg y, al contrario que el jamón, tiene forma circular.

La forma de corte de estas piezas es diferente debido a la morfología de las mismas. Si quieres ver un vídeo explicativo de cómo cortar una pieza de jamón, no puedes perderte el siguiente vídeo: