La costumbre de realizar regalos o presentes existió en muchos pueblos antiguos. Los pueblos primitivos se hacían regalos con la esperanza de que el obsequiado hiciera algo por él o dejara de perjudicarle de algún modo.

Los griegos y romanos tenían esta costumbre desde sus orígenes. En la Antigua Roma, a partir del año 153 a.C., cuando se estableció el 1 de enero el primer día del año, se tomó como costumbre el entregar monedas de latón como símbolo de riqueza.

Por otra parte, en la Antigua Grecia se realizaban regalos a los niños en su cumpleaños. Se les obsequiaban sortijas, amuletos y ramilletes de flores.

¿Sabías que hay un estudio que demuestra que nos hace más felices regalar que recibir regalos?

http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/regalar-nos-hace-mas-felices-que-recibir-891386171533