Durante los últimos años se han desarrollado diferentes tapones de silicona u otros materiales sintéticos con el fin de destronar al corcho como sistema de selle de botellas.

La realidad es que ninguno de ellos puede equipararse al corcho, ya que es el material que mejor conserva los vinos y, además, respeta la evolución de los mismos dentro de la botella.

El corcho es un material sostenible, no daña el contenido y asegura el sellado de la misma. De esta forma, evita que entre aire, humedad o bacterias.

De todas formas, es importante mantener las botellas en posición horizontal para evitar que el corcho se seque y se agriete.

Si queréis conocer cómo se elabora este material, podéis visitar esta página.

http://www.barnacork.com/el-corcho/ique-es-el-corcho.html