El color de esta deliciosa bebida nos puede dar datos verdaderamente interesantes sobre su estilo y carácter.

Por un lado, un color amarillo intenso nos indica que tratamos con un champagne de carácter, donde predomina la variedad de uva Pinot Noir.

Por otra parte, un amarillo verdoso es señal de un champagne elaborado en su mayoría con uva blanca, de la variedad Chardonnay.

Por último, un color ámbar nos indica que estamos tratando con un champagne envejecido durante muchos años.

Si queréis conocer más características del Champagne, podéis encontrarlas en esta página:

http://www.imujer.com/gourmet/2011/05/03/tipos-de-champagne