La respuesta es no.

El Bonito del Norte pertenece a la familia de los túnidos y forma parte de la gastronomía del norte de España. Esta especie destaca por el gran tamaño de sus aletas pectorales. Su consumo es recomendado por médicos y nutricionistas debido a su alto contenido en omega-3, que disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Además, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El Atún Claro, en cambio, destaca por su aleta amarilla. Esta especie cuenta con una variedad de calidad intermedia, menos fina que el bonito del norte, pero con un agradable sabor. El atún claro vive en aguas abiertas de mares tropicales y subtropicales por todo el mundo y puede llegar a pesar 200kg. Es un manjar muy valorado debido a sus cualidades saludables: es una fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales y, al igual que el bonito del norte, su alto contenido en omega-3.

Sólo queda una pregunta: ¿Y la ventresca?

http://www.directoalpaladar.com/cultura-gastronomica/que-es-la-ventresca