La Navidad está a la vuelta de la esquina y es un momento en el que rara vez se prescinde del vino, pero nos surge una de las preguntas del año: ¿Cuál elijo?

Es clásico llevar una botella de vino como detalle a una cena navideña. En el caso en el que los invitados no sean mucho de vino, se les puede ofrecer un Pinot Noir, ya que su astringencia es menor, y podrán disfrutarlo.

Los vinos jóvenes suelen ser menos intensos que los reserva, pero si te gustan los sabores un poco más fuertes, la segundo opción es la más adecuada. En el caso contrario, la mejor alternativa es un vino joven pero de buena calidad.

Os dejamos con unos consejos de cómo enfriar una botella de forma rápida:

http://comida.uncomo.com/articulo/como-enfriar-una-botella-rapidamente-25694.html