Desde que se introdujo en Europa, fue reconocido como un gran reconstituyente. El cacao contiene magnesio, calcio, hierro, potasio, fósforo y vitaminas del grupo B, la cuales favorecen el funcionamiento del sistema nervioso. Contiene además antioxidantes que previenen enfermedades degenerativas.

¡Ojo! El chocolate no se forma únicamente de cacao, sino de manteca de cacao, grasas y azúcares también. Cuanto más elevado sea el porcentaje de cacao, más sano y puro será el chocolate.

¿Quieres conocer cómo el cacao conquistó el Antiguo Mundo?

http://www.nationalgeographic.com.es/articulo/historia/secciones/9139/chocolate_bebida_divina_que_conquisto_europa-imagen_3.html