El vino se apreciaba considerablemente en el Antiguo Egipto. Considerada una bebida divina, se consumía por la realeza y la corte y se utilizaba en rituales religiosos, como ofrenda a los dioses y en las provisiones funerarias.

Durante la época de los faraones, el vino se elaboraba fermentando el zumo de frutos como la palma, la granada y el dátil, además de la uva. Además, se consumía mezclado con miel y otros aromas suaves.

¿Quieres conocer más sobre la gastronomía en el Antiguo Egipto?

http://www.historiacocina.com/es/antiguo-egipto