La anchoa del cantábrico es un producto excelente envuelto por tradición, esfuerzo e historia. Se le llama “bocarte” si está frita o cruda, “anchoa” si está en salazón y “boquerón” si está en vinagre. Es un referente gastronómico cuya tradición se remonta al siglo XIX.

La anchoa sólo se captura entre los meses de abril y junio. Es durante la primavera cuando los bancos de anchoas se acercan a la costa del Cantábrico con el fin de depositar sus huevas en los estuarios. En el Golfo de Bizkaia se usan redes de cerco para pescarlas, lo que permite que el pescado llegue fresco y con sus propiedades nutricionales intactas al consumidor.

La Filmoteca Vasca guarda un documental sobre la pesca de la anchoa y la tradición pesquera en Donostia-San Sebastián en el año 1957, ¿quieres verlo?