La gran mayoría de las técnicas culinarias juegan con el aceite como base de cualquier preparación. Aceite de oliva, de girasol, de soja, de maíz, de nuez, de uva, de sésamo, de algodón, de hierbas… son múltiples las grasas comestibles obtenidas a partir de las aceitunas (de ahí su nombre) y, por extensión, de otros frutos y semillas. En su conocimiento y en su uso variado puede estar ese toque original que confiera personalidad propia a cada uno de nuestros platos. En este artículo nos centraremos en el aceite de oliva por ser el más representativo de nuestra gastronomía, emplazándoles a un próximo número para ampliar la información sobre el resto de aceites y grasas vegetales.
http://www.saberysabor.com/articulos-cocina/a/200404/4154-aceites-alma-cada-plato